martes, 20 de junio de 2017

¿Qué es la Nueva Medicina Germánica®?



¿Qué es la Nueva Medicina Germánica®? 1er criterio de la ley del cáncer
La Nueva Medicina Germánica® (NMG) es el descubrimiento científico efectuado por el médico alemán Ryke Geerd Hamer. Este descubrimiento consiste en 5 leyes biológicas naturales, descubiertas de forma totalmente empírica en más de 40 mil pacientes, que explican el origen y evolución de todas las enfermedades (exceptuando las enfermedades por estados nutricionales carenciales, los traumatismos, los envenenamientos y algunas las enfermedades congénitas).

Este descubrimiento, puede ser verificado y reproducido en cada paciente, simplemente con ayuda de una tomografía cerebral computarizada sin contraste (más adelante explicaremos la razón). La Nueva Medicina Germánica® (NMG), no es una nueva forma de terapia, ni de "medicina alternativa", ni es un nuevo medicamento. Es una ciencia empírica que explica el origen y evolución de las enfermedades, y a partir de esta comprensión, se puede efectuar la terapia de acuerdo a las mismas leyes biológicas que las generaron.

La primera ley biológica se conoce con el nombre de Ley de Hierro del Cáncer, debido a que, en un principio, el Dr.Hamer investigó principalmente esta enfermedad. Luego extendió su investigación al resto de las enfermedades de la medicina.

La Ley de Hierro del Cáncer, que es la primera ley biológica de la Nueva Medicina Germánica® y la base de su comprensión, se desarrolla en 3 criterios. En este artículo, explicaré en detalle solamente el primer criterio.

Criterio 1: "Todo cáncer o enfermedad equivalente al cáncer es un programa biológico especial adecuado (SBS) y empieza por un DHS, a saber un choque conflictivo biológico extremadamente brutal, vivido en la soledad. Se localiza en los tres niveles: psíquico,cerebral y orgánico"

Lo primero que observamos es que se refiere a "cáncer" (entendida en su sentido convencional, cómo una proliferación celular "maligna") como de "enfermedad equivalente al cáncer" (que incluye todas las demás enfermedades diferentes al cáncer)

Luego se menciona que tales procesos de enfermedad constituyen "un programa biológico especial adecuado", afirmación esta que se explicará y justificará en detalle en el artículo referido a la 5ta ley biológica de la NMG.

Este primer criterio nos define los requerimientos o condiciones que deben cumplirse para que se produzca el conflicto biológico.

El conflicto biológico es un conflicto de supervivencia, cuya comprensión requiere el entendimiento integrado de ciencias como la etología, la embriología y la biología evolutiva de los seres vivos. Es un conflicto que surge cuando la supervivencia (entendida en términos biológicos como la satisfacción de las necesidades biológicas) de un ser vivo se ve amenazada.

En efecto, se denomina conflicto biológico (en contraposición al concepto común de conflicto psicológico o psíquico), porque es un conflicto que compartimos con todos los seres vivos y solo se comprende científicamente a la luz de la evolución biológica de los seres vivos. Es el conflicto que experimenta todo ser vivo cuando sus necesidades biológicas (alimentación, reproducción, contacto, etc.) se encuentran súbita y repentinamente insatisfechas.

Cada ser vivo tiene un "código de comportamiento" que está codificado en su ADN y es coordinado por su cerebro (excluyo de este análisis a las plantas, ya que ello requeriría un exámen que escapa a este artículo).

Por ejemplo, el comportamiento de una hormiga es diferente al de un tiburón y al de un águila. Cada una de estos animales tiene un comportamiento biológico que tiene por finalidad satisfacer sus necesidades biológicas de superviviencia (por tal motivo, el tiburón no necesita volar, un águila no necesita morder la yugular de una gacela como lo hace un tigre, y una hormiga no necesita ni requiere cuello estirar el cuello para alimentarse)

Este comportamiento biológico, propio de cada especie, se corresponde con unas determinadas funciones psíquicas, que programan al animal en cuestión a realizar la conducta propia de su especie, para satisfacer sus necesidades. Por ese motivo, un tigre tiene un carácter innato agresivo y siente predilección por comer animales como la gacela, el venado, etc. En cambio, un conejo quizás tenga carácter más pusilánime (por usar un término humano) y es más propenso al escape o a la huida que a la agresión.

Vemos así que la psicología de cada animal se corresponde perfectamente y sirve de base a un comportamiento típico de esa especie, el cual está dirigido a satisfacer, mediante ese comportamiento, las necesidades biológicas propias y específicas de ese animal.

Esta comprensión es importante, ya que el conflicto biológico supone una desviación, inversión o privación de la conducta o comportamiento biológico innato, es decir, del "código de comportamiento" que le es propio y natural a cada animal.

Solo para hacernos una idea, podríamos decir que un conflicto biológico es lo que sentiría un águila que se viera obligado a vivir debajo del agua; o lo que sentiría un animal carnívoro que se viera obligado a alimentarse solo con plantas; en ambos ejemplos (que son extremos, solo para efectos de dar una idea) el animal, como ser vivo, se ve súbitamente obligado y forzado (lo que para el es un conflicto que pone en riesgo su supervivencia) a vivir de una forma contraria, o al menos desviada, a lo que su "código de comportamiento" natural le impone.

En el caso del ser humano, la situación es más compleja aun cuando los conflictos biológicos tienen la misma naturaleza que en el caso de los animales. La situación es más compleja, porque el neocortex humano, y sus altamante sofisticadas funciones, más la aparición del lenguaje y del simbolismo, hacen que muchas conflictos sean simbólicos, o mediados por la interpretación cultural de las circunstancias (aunque en esencia, la emoción subyacente sea igual o análoga a la que experimenta otro ser vivo).

Por ejemplo, para un perro el "territorio" esta representado por su entorno (que marca mediante la orina) y todo lo que se encuentra dentro de él. Para el ser humano, es posible que el "territorio" (aquello que considera suyo) sea un carro, su propia dignidad u honor, el trabajo, sus hijos, etc. En ambos casos, un conflicto biológico de pérdida de territorio (que según la NMG afecta las arterias coronarias y puede provocar un infarto de miocardio cuando el conflicto se resuelve) es experimentado subjetiva y emocionalmente igual para el perro o el hombre, pero la situación externa que propició el conflicto es mucho más literal y menos simbólica para el perro que para el ser humano (el cual puede considerar como territorio lo que le plazca) 





Aquí es necesario enfatizar que no son las situaciones externas en sí mismas las que causan la enfermedad, sino la manera en que la persona reacciona ante las situaciones (ver más abajo las condiciones del conflicto biológico). Esto explica por qué, ante una misma situación, las personas reaccionan de forma distintas, ya que cada persona tiene una historia particular, unos valores, unas ideas, etc. que condicionan, o al menos influyen altamente en la manera de reaccionar ante las circunstancias. Y esto mismo es aplicable a los conflictos biológicos.

Por eso no tiene sentido afirmar "pero mucha gente pierde el trabajo (territorio) y no hace infarto", ya que no es la pérdida del trabajo en sí misma, objetivamente considerada, la que puede provocar una enfermedad, sino el conflicto biológico de pérdida de territorio que se puede experimentar subjetivamente si se pierde el trabajo de forma súbita y brusca. Igualmente, una persona que CREA que perdió el trabajo y viva un conflicto de pérdida de territorio, puede provocar una enfermedad coronaria aunque en realidad no haya perdido el trabajo. Lo que importa a lo fines de la enfermedad es la vivencia conflictiva de la persona, no la circunstancia externa (aunque en muchos casos es la circunstancia externa la que causa el conflicto, o lo propicia).

Las situaciones externas PUEDEN servir de catalizadores o propiciadores de conflictos biológicos, pero no necesariamente.

Por ello, es imprescindible entender que el conflicto biológico (descubierto por el Dr.Hamer), es cualitativamente diferente al concepto de "conflicto" manejado por la psicología y la psiquiatría. No se puede confundir ambos conceptos.

También se debe diferenciar el estrés del conflicto biológico. En efecto, el estrés es un término acuñado en la ciencia por Hans Seyle, quien lo definió como "la respuesta no especifica del organismo a cualquier demanda del exterior"

Evidentemente, este es un concepto muy amplio que abarca cualquier situación de demanda exterior sobre un organismo y la reacción de éste. El estrés sería la respuesta o el efecto de tal demanda.Dentro de las circunstancias que pueden causar el estrés, se encuentran estímulos físicos (ej: traumatismos, etc.) psicológicos (ej: preocupaciones, etc.) y también psico-biológico(ej: un conflicto biológico). En otras palabras, el conflicto biológico es UNA de las situaciones que puede dar lugar a la aparición del estrés, pero no la única, por lo que no es correcto ni lógico afirmar "el conflicto biológico es lo mismo que el estrés"

Por tal motivo, carece de sentido desde el punto de vista de la Nueva Medicina Germánica® afirmar: "el estrés causa cáncer", o "el estrés causa enfermedades coronarias", o por el contrario "el estrés no causa cáncer ni úlceras", etc.

Este punto es muy importante, ya que algunos críticos de la NMG argumentan cosas como las siguientes: "las investigaciones demuestran que la depresión, o el estrés no tiene nada que ver con el cáncer" y otras afirmaciones similares citando la literatura correspondiente. Esto lo hacen con la esperanza de refutar la NMG, pero en realidad no refutan la NMG sino la idea equivocada que tienen de ella, ya que en la NMG nunca se ha afirmado que el estrés, las preocupaciones, la rabia o la depresión cause alguna enfermedad.

Según la NMG lo que puede causar un cáncer, una úlcera o un infarto de miocardio, es el CONFLICTO BIOLÓGICO, el cual se expresa desde el punto de vista neurovegetativo en forma de estrés simpaticotónico (manos frías, insomnio, falta de apetito, preocupación constante, etc.). Como se ve, el estrés es una CONSECUENCIA del conflicto, no la causa de la enfermedad.

Esta distinción entre estrés (efecto) y el conflicto biológico (causa) es fundamental para comprender la NMG. Confudir ambas nociones, impide valorar y entender con precisión la NMG.

Pero, ¿cuáles son las condiciones que producen el conflicto biológico, y que lo diferencian de los conflictos psicológicos?

Según el Dr.Hamer, para que surja el conflicto biológico, deben darse en forma concurrente, las siguientes condiciones: 



1)Shock o choque psiquico: es necesario que se produzca un "shock" psíquico en el sentido de experimentar una situación en forma SÚBITA, REPENTINA o SORPRESIVA. Es decir, debe haber una situación que nos sorprenda, que aparezca súbitamente en nuestra mente. Es una experiencia repentina y sorpresiva.

2)Altamente dramático: dicha situación debe ser dramática y subjetivamente dolorosa o incómoda. La persona se siente personalmente (emocionalmente) implicada en la situación, se involucra en ella de modo intenso.

3)Inesperado y que no ofrece solución satisfactoria: este se relaciona con la primera condición. En efecto, el shock ocurre de forma inesperada y repentina, pero además de ello, impide una reacción efectiva por parte del organismo para solucionarla. Es decir, el sujeto no puede encontrar una solución satisfactoria a su sufrimiento emocional.

4)Vivido en soledad: es necesario que la persona experimente la emoción conflictiva en AISLAMIENTO o SOLEDAD EMOCIONAL. Es decir, la persona no comparte con nadie lo que le ocurre emocionalmente, se lo traga y lo vive para sí mismo. Incluso, llega a sentir culpa o dolor si lo comunica a otra persona. Sufre al comunicarlo.

Estas condiciones, como mencioné, son concurrentes, es decir, deben producirse juntas, ya que si falta una sola de ellas, no hay conflicto biológico, solo habrá un conflicto psicológico, que no causará ninguna enfermedad, en los términos explicados por la NMG.

Quise tratar en detalle este primer criterio de la ley de hierro del cáncer, porque su mala interpretación es lo que impide que la NMG y el conflicto biológico sean correctamente entendidos. Es necesario precisar y saber distinguir el conflicto biológico de otras situaciones y conceptos similares pero no idénticos, tales como conflictos psicológicos, estrés, preocupaciones, etc. 

Publicado por CriticalThinker.

2 comentarios:

  1. Gracias desde Ecuador,, por la brillante explicacion entre los animales raconales y los irracinales o naturales.. nuestros otros hermanos .. los otros animales... me dejo claro la logica de los comportamientos... y esto comparado con los conflictos del animal humano tiene logica si a una persona es sometida .. o sacrificada a reprimir sus necesidades de supervivencia para esa especifica pesona.. pues es logico que su naturalesa va desencadenar unSBS. mil gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario CasaZen Mindo, Saludos cordiales.

    ResponderEliminar